Un baño pequeño no está reñido con cómodo, práctico y bonito. Desde cambiar la bañera por ducha, hasta muebles para baños pequeños, espejos con luz incluida e ideas para que parezca más grande.  Aquí tienes un par de ideas para diseñar tu baño ideal:

1.- Elige azulejos rectificados, que apenas muestran uniones. La clave: cuanto mayor sea el tamaño de las baldosas, más lo agradece un baño pequeño.

2.- Puedes y debes unificar materiales y colores. Escoge dos acabados
y dos tonos, mejor claritos. Blanco y beige siempre hacen crecer el baño. ¡Es casi magia!

3.- Los muebles o estanterías hechos ex profeso por un carpintero o una firma de baños aprovechan cada cm.

4.- un baño pequeño recurre a mobiliario y sanitarios volados para ganar sensación de espacio.

5.- Pared y ducha continuos es una solución perfecta para baños pequeños. Los nuevos materiales porcelánicos consiguen ese efecto. La ducha se ve de una pieza. También el microcemento.

 

6.- ¿Cuánta luz recibe tu baño pequeño? Si tiene una ventana, ¡enhorabuena! La luz natural agranda visualmente las estancias: podrás elegir revestimientos en un tono con algo más de intensidad o incluso con estampados.